Como cada 30 de enero, los colegios celebraron el Día de la Paz y la No Violencia. Una fecha en la que las comunidades educativas de cada centro se comprometen a ser defensoras de la PAZ.

A pesar de las restricciones, y de las medidas de distanciamiento social, nuestros alumnos, profesores y personal de administración y servicios se unieron a la fiesta, para alzar la voz por la defensa de la PAZ, asumiendo la responsabilidad, individual y colectiva, de construir un mundo pacifico, derribando los muros de la desconfianza y el odio y promoviendo la cultura del encuentro y cuidado a toda la Creación.

Destacado: