A propuesta del papa Francisco y como una iniciativa más para el desarrollo del Pacto Educativo Global, las diferentes instituciones de enseñanza católica han decidido crear el Día Mundial de la Educación Católica, una fecha que se celebrará todos los años pasados 40 días después de la Pascua.

Por eso, este jueves día 13 de mayo, los centros de enseñanza católica nos unimos para mostrar a la sociedad nuestra misión educativa, que nace de la fuerza evangelizadora y con vocación de servicio.

“La educación es siempre un acto de esperanza”, nos dice el papa Francisco, “el mejor antídoto contra la cultura del individualismo y la primacía de la indiferencia”. El Pacto Educativo que propone el Papa nos reclama para una nueva evangelización, sostenida en dos pilares esenciales: nuestra relación con el entorno natural y la creación, y nuestro compromiso para una fraternidad universal y colaborar en la transformación del mundo en que vivimos. Este pacto nos propone avanzar aún más y trabajar en red, más allá de las afinidades carismáticas, siendo expresión eclesial de la acción del Espíritu Santo.

Los colegios que formamos la Fundación Educativa Franciscanas Ana Mogas nos sumamos a esta iniciativa, mostrar nuestra identidad católica y nuestro compromiso de convertirnos en motores de cambio de una sociedad más justa y humana.